REPUBLICA DE ANTILLA.
Hola! este simulador se encuentra actualmente inactivo. Próximamente habrá una nueva versión. Regístrate para estar informado.
;-)
REPUBLICA DE ANTILLA.

Simulador de política de un país ficticio. Podrás ser Diputado, periodista, Ministro, juez o Presidente de la República.

ATENCIÓN: PRÓXIMAMENTE REINICIAREMOS EL SIMULADOR CON UNA NUEVA VERSIÓN. ESPERAMOS CONTAR CONTIGO.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Nº 11 Febrero de 2013

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Nº 11 Febrero de 2013 el Lun Abr 12, 2010 6:10 pm



Ciudad de Granada, Antilla / Año 2011 / valor: $ 75 centavos / Editor general: Ricardo Kessman

CRÓNICA DEL CIRCO ANTILLANO
Por Ricardo Kessman


Durante esta semana los antillanos y antillanas asistimos a un verdadero circo político. Todo comenzó cuando el Presidente de la República Matías Rondón vetó una ley aprobada por mayoría absoluta en el Congreso: la ley del Matrimonio Homosexual. la explicación de motivos fue algo estrictamente constitucional (¡y vaya Constitución atrasada que tenemos!). En protesta, un grupo de homosexuales protestó frente al Congreso cortando la vía pública, reclamando algo más que razonable: sus derechos. A la manifestación respondieron los diputados Rodrigo Varela (USD), Guillermo Trelles (APRA), David José y María Guevara (PT). La policía acudió a disipar la manifestación, por ser un corte ilegal de la calle. El diputado Varela se retiró, pero los diputados del PT y el APRA se negaron a entregarse, porque no percibían que estuvieran cometiendo un delito, y la multitud no se disipó. Entonces la policía comenzó a reprimir la manifestación, al mando del Ministro del Interior y Vicepresidente de la República, Franco Danielli. Los diputados fueron liberados, pero no se levantaron los cargos.
Al otro día, el Juez del Supremo Tribunal de Justicia, Ruben Anibal, tuvo mucho trabajo. Denuncias de parte de David José pidiendo que se juzgaran al Presidente y al Vicepresidente por actuar de forma inconstitucional, de parte de Rodrigo Pereyra apelando la pena de cuatro meses de cárcel impuesta a los manifestantes, y un pedido de levantamiento de cargos de David José, que se sentía protegido por su inmunidad diplomática.
Todo fue rechazado. Actualmente se está realizando una interpelación en el Congreso a Rondón y Danielli y José, Guevara y Trelles están siendo juzgados por los delitos antes citados.
Ahora, yo digo, ¿no se podría haber evitado todo eso? Sí, los manifestantes tenían derecho a exresarse, pero si la policía les pide que se retiren, que no busquen conflictos. El presidente vetó la ley, pero se puede volver a presentar, no se han agotado todos los medios legales para hacerlo. Espero que pronto la política vuelva a su calma normal.

QUE NO NOS PASEN POR ENCIMA. Por Rodrigo Varela Ros, columnista de AI

Hace unas semanas un buque de la Rep. De Taíno penetró en nuestra soberanía, cerca de las aguas de la isla “El Machal,” a una milla para ser exacto.

La mencionada isla no tiene un valor relevante, está deshabitada, y de dimensiones pequeñas. El Machal está ubicado más próximamente a la República invasora que a nuestro país, pero aún así nos pertenece desde 1813.

Ciertamente no se esperaba este tipo de maniobra, pues si bien la Rep. De Taíno ha reclamado esta isla desde hace tiempo nunca se espero una acción militar, ya que Antilla mantiene relaciones diplomáticas con este país.

El mensaje recibido por nuestro vecino fue el siguiente:

“La República de Taíno lamenta cualquier molestia ocasionada por nuestra embarcación nacional al atravesar nuestras aguas. La Cancillería quiere informarle que este buque realiza maniobras de vigilancia y control de fronteras dentro de nuestras aguas.

Por la misma, la República de Taíno quiere reiterar a la República hermana de Antilla nuestra soberana y legítima reclamación de la isla de El Machal y sus aguas territoriales, arrebatadas en el siglo XIX a nuestro país.”

Palabras que no exhortan una próxima maniobra.

Actualmente se discute en el Congreso que medidas tomar.

La USD habló de enviar una fragata para marcar presencia.
El APA apoyó está medida pero añadió el envío de una guarnición de soldados.
Y el PT dijo que la isla por derecho les corresponde, y dado a que se habían disculpado pidió que se olvide el asunto.
Aún no hay palabras del APRA.

Pero desde aquí les doy mi opinión;
Si descuidamos la soberanía cediéndoles este terreno, o dejándolo pasar por alto estamos diciendo “no importa, sigan”.

Y no podemos permitir esto, por más insignificante que sea la isla, es nuestra, la tenemos que defenderla.

Nadie habla de entrar en un enfrentamiento bélico por ella, pero marcar presencia decir “esto es nuestro”.

Cuidemos nuestra soberanía y que no nos pasen por encima.

LA ANTILLA DE HOY
Por Rodrigo Pereyra, columnista de AI

Hoy no voy a publicar ninguna entrevista, ni voy a seguir entrevistando a los miembros del Ejecutivo. Hoy voy a hablarles mal de un gruupo de personas, cosa que no me gusta pero que no me puedo callar. Voy a hablar del fascismo en la derecha antillana. Me da asco ver a los miembros del Gobierno, a Musollini, a Belgrano, a Danielli, a Buonarotti, decir que la ghomosexualidad es una enfermedad. ¡Una enfermedad, por Dios! Parece el Medioevo, en que lo "normal" era lo que la asquerosa moral católica aprobaba. Señores, déjenme decirlo una última vez: los homosexuales son tan humanos y tan normales como nosotros, simplemente sienten amor por miembros de su propio sexo. ¿Tan inconcebible es? ¿O es que bajo ese fascismo se encuentra una ocultación de su verdadera naturaleza sexual? Y lo que más asco me da es que el Presidente tenga la cara de salir a reivindicar los derechos homosexuales, diciendo que vetó la ley por motivos Constitucionales. Dígaselo a su equipo de Gobierno, porque ellos se llenaron la boca con que no estaban de acuerdo sólo porque los homosexuales eran diferentes, estaban "enfermos". Al único que destaco del Gobierno es al Ministro Porta, que me recuerda a la línea progresista que lideraba el PDL cuando estaba Barria, no el fascismo que es ahora.

EL TLCPor David José

El Tratado de Libre Comercio negociado entre Antilla y los EE.CC atenta contra la posibilidad de que Antilla se desarrolle. Consolida de manera irreversible un modelo que causa un lento crecimiento económico, genera pobreza, desigualdad y una mayor exclusión. Este TLC beneficia a las multinacionales y a un reducido grupo de empresarios nacionales asociados a las cúpulas de la política tradicional. Esto lo saben muchos de los que lo defienden. Por ello el actual Presidente de la República lo defiende a capa y espada.

Al TLC se oponen antillanos de todas las clases sociales y de muchos sectores. Después de estudios rigurosos de numerosos académicos, tres de los cuatro Consejos Universitarios de las Universidades Estatales, han pedido que no se ratifique. Dentro de los empresarios, los agricultores, las mujeres, el sector cultura, los intelectuales, el estudiantado, el cooperativismo, los trabajadores, los políticos, el liderazgo católico y evangélico, existe oposición a este TLC.

Hoy llegamos al término de la primera etapa de la discusión del tratado de Libre Comercio con EE.CC en la Asamblea. De manera responsable, nuestra fracción ha buscado por todos los medios legislativos que esta discusión sea de calidad, es decir, reflexiva, profunda, respetuosa, pausada y acorde con la complejidad y extensión del expediente del TLC y que genere los insumos necesarios para una decisión trascendental para el futuro y el desarrollo de Antilla.

Pese a nuestros intentos, los defensores de este TLC han hecho caso omiso a nuestros planteamientos, desconociendo y en muchos casos subestimando nuestras críticas fundadas a este Tratado y a sus consecuencias para Antilla. De igual manera, han violentado en diversas ocasiones el derecho de enmienda de las y los diputados, y el reglamento legislativo para intentar aprobar a toda prisa este Tratado.

Con esta actitud, los defensores de este TLC no han hecho otra cosa que inspirar y llenar de fuerza el espíritu y los principios que guían nuestra lucha en la política Antillana, y nuestra reiterada oposición a este TLC. De forma respetuosa, les hemos dicho que este TLC fue mal negociado y que Antilla necesita un acuerdo nacional y un diálogo basado sobre los principios democráticos, y el bien común para construir como nación una sociedad solidaria e inclusiva. El otro camino sería condenar a Antilla a la ruta de la exclusión, la confrontación y la pérdida de la paz social.

Esta noche el grupo de diputados que impulsa el TLC con EE.CC consolidarán una peligrosa vía que viola la institucionalidad Antillana. A altas horas de la noche, custodiados por cientos de policías, en un Primer Poder de la República sitiado y hasta sobrevolado por un helicóptero, consumarán un acto antidemocrático.

Por ello, al finalizar esta primera etapa, reiteramos nuestra oposición a este TLC y denunciamos a la ciudadanía que ya existen evidencias claras de las flagrantes y reiteradas violaciones a nuestra institucionalidad, al principio democrático, al derecho parlamentario y a los valores de la ruta antillana. ¿A qué apuestan los que desde el poder violentan la institucionalidad democrática?.

El actual Gobierno, el Presidente Rondon y los defensores de este Tratado no tienen el mandato ciudadano para realizar una reforma constituyente mediante un supuesto acuerdo comercial.

Reiteramos nuestro apoyo a todos los grupos, foros, organizaciones y personas que manifiestan su voluntad y derecho a manifestarse pacíficamente por todo el territorio del país.

Hacemos nuevamente un llamado al Gobierno para que considere el retiro de este TLC y convoque a una mesa nacional de diálogo para que emprendamos juntos –como país– una estrategia de renegociación donde se defiendan los intereses de Antilla. De la misma manera instamos a la unidad nacional, mediante el diálogo respetuoso, construyamos una Agenda Antillana de Desarrollo.

El PT nació para contribuir a construir una sociedad inclusiva y solidaria, ese es y será nuestro norte. Ante quienes quieran la ruta de la división nacional, seguiremos siendo un partido que una a Antilla; y que aspira a seguir haciendo la política con todos y para todos los sectores y la ciudadanía.

Patria o muerte...
Venceremos.

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.